< Volver a blog sobre aplicaciones móviles

Chatbots: inteligencia artificial para impulsar tu negocio

Los asistentes virtuales con los que interactuar en modo conversacional están a la vanguardia de la inteligencia artificial y la inteligencia humana. Hablamos de los famosos chatbots, aplicaciones informáticas que permiten simular una conversación con el usuario, dándole respuestas automatizadas a sus dudas o preguntas más comunes. Preguntan, responden y conversan para hacer nuestra vida más fácil. 

Durante los últimos años, el uso de chatbots se ha extendido y perfeccionado, haciendo que el 12% de las empresas en España ya utilicen esta nueva forma de comunicación. En Estados Unidos, por otro lado, el porcentaje aumenta hasta el 22% de compañías que utilizan un asistente virtual para atender a sus clientes.

 

Inteligencia artificial (IA) integrada en un chatbot

Un chatbot no solo imita de manera realista los patrones de conversación humanos, sino que también aumenta su conocimiento a medida que los usuarios interactúan con ellos, ampliando su vocabulario y su base de respuestas. En resumen, los chatbots hacen uso de la inteligencia artificial para ofrecer una mejor experiencia al cliente.

 

¿Qué tipos de interacciones existen?

Las interacciones diarias que tiene un chatbot con los usuarios se pueden dividir en dos categorías, conversaciones estructuradas y no estructuradas:

  • Las conversaciones estructuradas generalmente siguen una serie de pasos basados en una lógica simple; por ejemplo, un cliente le pide a un chatbot la ubicación de un restaurante y el bot puede proporcionar esta información exacta. 
  • Las conversaciones no estructuradas son un poco más abiertas, y la precisión de esta tecnología para proporcionar la información correcta o responder con sensatez al mensaje del usuario depende de cómo el programador haya construido el guión conversacional del bot.

 

Ventajas del uso de chatbots

Las principales ventajas del uso de chatbots por parte de las empresas son:

  • Reducción de costes. Implementar un chatbot avanzado o en pleno funcionamiento es mucho más económico y rápido que contratar recursos humanos para cada tarea o crear una aplicación multiplataforma.
  • Disponibilidad 24/7. A diferencia de los humanos, una vez que instalamos un chatbot, puede manejar consultas en cualquier momento del día. Así, el cliente no tiene que esperar a que un comercial de la empresa lo ayude.
  • Aprendizaje y actualización. Un chatbot basado en inteligencia artificial puede aprender de las interacciones y actualizarse de forma independiente.
  • Experiencia personalizada. Los chatbots están diseñados exclusivamente para brindar a los clientes un entorno interactivo para que se sientan exactamente como conversarían con cualquier ser humano.
  • Gestión de varios clientes. Los seres humanos pueden atender a un número limitado de clientes al mismo tiempo. Esta restricción no existe para un robot, ya que puede administrar todas las consultas simultáneamente.

 

Los chatbots y la inteligencia artificial pueden convertirse en grandes aliados para tu estrategia de marketing digital. Te recomendamos que antes de implementar esta tecnología en tu empresa, primero identifiques cómo deseas interactuar con tu cliente o usuario. De esta manera conseguirás una experiencia mucho más personalizada.

 

Y tu negocio, ¿ya ha incorporado los chatbots en su estrategia comercial?