< Volver a blog sobre aplicaciones móviles

¿Cómo conseguir financiación pública para una startup?

Cuando decidimos emprender en nuestro proyecto, encontrar financiación puede ser unas de las primeras preocupaciones que nos asalte la mente. El acceso a inversores privados está, en muchas ocasiones, limitado o restringido. ¿Cómo consigo entonces financiar mi proyecto? Es en este momento cuando las entidades de financiación pública juegan un papel fundamental. Gracias a ellas muchas startups han podido ver la luz y dar sus primeros pasos.

Si estas interesado en conocer cuáles son las principales vías de financiación pública para una startup, aquí te mostramos algunas de ellas:

 

NEOTEC

Es un programa del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) que se dedica a financiar a empresas que se han creado recientemente y cuyo objetivo es desarrollar alguna tecnología innovadora. Dependiente del Ministerio de Economía, NEOTEC apoya a empresas que trabajan con tecnología propia a través de un fondo perdido de un máximo de 250.000 euros. La aportación del CDT en ningún caso supera el 70% del presupuesto total de la actuación.

Para optar a sus ayudas, tu empresa tiene que tener más de 6 meses y menos de 3 años de vida (al cierre del plazo de las solicitudes) y un volumen de negocio inferior a los 10 millones de euros. Estas ayudas se abonan en dos etapas:

En la primera de ellas, se realiza una transferencia bancaria a los 15 días de la firma del contrato por un importe del 40, 50 o 60% del total de la ayuda.

Durante la segunda etapa de financiación, se abona el importe final de los gastos e inversiones del proyecto. Recuerda siempre que para optar a una ayuda del programa NEOTEC es indispensable que tu empresa tenga un plan en I+D consolidado y con alto nivel tecnológico.

 

HORIZONTE 2020

Se trata del mayor programa de investigación e innovación de la Unión Europea. El objetivo de Horizonte 2020, también llamado Horizon 2020, es financiar actividades tecnológicas e innovadoras (I+D+i).

Se puede beneficiar de esta ayuda cualquier tipo de entidad de los Estados miembros de la Unión Europea, aunque también incluye la participación de otros países. Algunas de las lineas más destacables del programa son SME Instrument o Instrumento Pyme Fase II y Fast Track to Innovation (FTI).

Horizonte 2020 cuenta con un presupuesto de casi 3.000 millones de euros para el periodo 2014-2020 y ya ha ayudado a más de 7.000 pymes europeas.

La primera fase del programa está enfocada a la etapa inicial, donde se ofrecen 50.000 euros de subvención a fondo perdido para realizar un estudio de viabilidad. Esta inversión está, por tanto, digerida a empresas que comienzan a probar su producto en el mercado.

En la segunda fase, los proyectos ya se encuentran en una etapa de crecimiento y el programa europeo nos puede financiar hasta 500.000 euros para que logre escalar. Aquí participan empresas que ya han demostrado su viabilidad.

 

HORIZONTE PYME

Si por algún motivo tu proyecto se ha quedado fuera del programa de la UE Horizonte 2020, el Ministerio de Economía ofrece esta otra alternativa de financiación.

¿Cómo funciona? Este organismo financia estudios de viabilidad (técnicos y comerciales) que incluyan un plan de negocio de un proyecto innovador a aquellas pymes que han sido evaluadas por la Comisión Europea con una puntuación igual o superior a 12 puntos pero que se han quedado finalmente sin financiación. No existe un presupuesto máximo ni mínimo, sino que éste debe ser coherente con el proyecto que se vaya a desarrollar.

 

ENISA

Está considerado unos de los programas de financiación pública más populares de nuestro país. El programa ENISA está dirigido a fomentar la creación de empresas innovadoras con capacidad de competir en el exterior.

Las ayudas ENISA son de aplicación a todo el territorio nacional y se realizan en forma de préstamo participativo sin garantías y avales, de cofinanciación, que puede alcanzar un importe desde 25.000 € hasta 1.500.000 €, con largos períodos de vencimiento.

Los préstamos participativos de ENISA son una de las principales y primeras fuentes de financiación a las que acuden las startups y pymes. Gracias a ellos ya se han financiado más de 5.900 empresas a través de 6.800 préstamos concedidos.

Algunos casos de éxito de aplicaciones y startups que han acudido a estas ayudas son el portal de inversión inmobiliaria Housers o la empresa de compra online Lola Market. Dentro de estas ayudas, es importante que diferenciemos los tres tipos de líneas de financiación:

  • Jóvenes emprendedores: ayudas dirigidas a startups y pymes de reciente creación (menos de 2 años) por emprendedores menores de 40 años. El importe oscila entre los 25.000 y los 75.000 euros, con un vencimiento máximo de 7 años y una carencia máxima de 5 años.
  • Emprendedores: las condiciones son idénticas que para los prestamos a jóvenes emprendedores, excepto el importe del préstamo, que varía entre los 25.000 y los 300.000 euros.
  • Crecimiento: esta línea está dirigida a apoyar proyectos empresariales interesados en expandir su negocio o lograr una mejora competitiva. El importe del préstamo oscila entre los 25.000 y 1.500.000 de euros, con un vencimiento y una carencia máxima de 9 y 7 años, respectivamente.

 

CRÉDITOS ICO

Si todavía no sabes cómo conseguir financiación pública para una startup, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) es un banco de titularidad estatal que financia principalmente a autónomos y pymes. Existen diferentes tipos de préstamos ICO: para empresas y emprendedores, internacional, exportadores, garantías y crédito comercial. Además, también existen dos líneas distintas de financiación:

  • Financiación directa, destinada a grandes proyectos (público o privados) y donde se solicita un importe mínimo de 10 millones de euros.
  • Líneas de mediación de crédito, donde el instituto de crédito estudia los proyectos y define las características del préstamo con las entidades crediticias, que serán quienes asuman el riesgo de la operación.

 

Otras lineas de financiación pública:

  • Programa Eurostars: la Unión Europea financia proyectos en los que cooperan dos empresas europeas orientadas al desarrollo de un producto innovador. El organismo aporta el 50% del proyecto en subvención a fondo perdido.
  • Programa Cien: está enfocado a la etapa de expansión de una empresa. Su presupuesto mínimo financiable es de 5 millones de euros. 
  • Programa Innvierte: el más nuevo de todos, forma parte de la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación 2013-2020. Esta iniciativa de conversión trabaja con inversores especializados en empresas innovadoras. 
  • Programa Cervera: El programa Cervera del CDTI financia proyectos de I+D en colaboración con otros centros tecnológicos. 
  • Programa de investigación y desarrollo (PID): ofrece una ayuda parcialmente reembolsable con una aportación financiera de hasta el 75% del presupuesto total aprobado. 

 

Ahora ya conoces algunas de las líneas de financiación pública más conocidas y que te ayudarán a conseguir que tu proyecto despegue. Como ves, uno de los requisitos más importantes en cada una de las opciones es que tu empresa trabaje sobre una base tecnológica y sea innovadora. ¿Es tu caso? Aprovecha e infórmate sobre cómo conseguir financiación pública para tu startup.